Tópicos del ciclismo: Kilómetros y/o gimnasio - Eterna discusión.

Per: Josep M. Riera


Hace tiempo leyendo una entrevista a Manolo Sainz, contestaba a la típica pregunta de gimnasio y /o kilómetros diciendo que "el ciclista amateur o profesional lo que tiene que hacer son kilómetros ". Nos podríamos preguntar si sigue siendo verdad hoy, pues la mayor parte de preparadores apuestan por un entrenamiento de gimnasio basado en los conocidos mesociclos, además de ir sumando kilómetros en las salidas. Voy a intentar aportar desde mi experiencia algunos datos objetivos, teniendo en cuenta que nosotros practicamos el ciclismo como un hobby que tiene su dedicación semanal muy pautada y relativamente reducida. El ciclismo como otros deportes pivota alrededor de cuatro aspectos : elasticidad, velocidad, fuerza y resistencia. Lógicamente cada uno tiene que saber en cuál está más fuerte y en que otros debe trabajar para mejorar el rendimiento final. El primero la elasticidad, lo trabajamos normalmente en gimnasio con los absolutamente necesarios estiramientos post ejercicio, El segundo se puede trabajar con la ayuda de las series. Para el cuarto, la resistencia es obvio que la ganamos cuándo hacemos muchos kilómetros. Pero para el tercero, la fuerza, se confía en trabajar subidas o también series, olvidando que una fuerza trabajada en sesiones controladas de gimnasio durante varios meses al año, nos permitirán rodar con mucha mayor tranquilidad y por tanto ganando también en resistencia, sin olvidar que haciendo kilómetros solamente, dejamos el tren superior del cuerpo sin un trabajo específico que facilite la postura encima la bicicleta y por tanto facilitando un pedaleo más "redondo". Hoy en día está demostrado que un eficaz trabajo en el tren superior (parte superior del cuerpo) en concreto, abdominales, lumbares, dorsales, bíceps y tríceps, favorece en gran medida una cómoda posición encima de la bicicleta, "liberando" la mayor parte de las energías a gastar para el tren inferior. El trabajo de fuerza en gimnasio del tren inferior, tiene como objetivo el reforzamiento de toda la musculatura que interviene en el pedaleo, especialmente en subidas altas en porcentaje y/o con largo recorrido, o en nuestras "cabalgadas" en llano al límite de las pulsaciones. El trabajo en glúteos, cuádriceps, isquiotibiales y gemelos fundamentalmente, nos darán ese necesario "plus" para disfrutar en la subida a alguno de nuestros míticos puertos, o para poder seguir a nuestros "Cancelaras" de turno que nos dejan asfixiados en el Maresme o la carretera de la Roca. La guías de ciclismo trabajan los ejercicios en los mesociclos de los que hablábamos, que no son más que una periodicidad de trabajo semanal que va aumentando durante tres semanas al mes y realiza su descanso (es decir ejercicios más suaves y con más estiramientos) en la cuarta semana. Ya sabéis que aunque muchos no lo practican porque piensan que es perder un poco el tiempo, el ir programando necesarios tiempos de descanso, no tan solo es beneficioso para el cuerpo, sino que ayuda a que el entreno sea a la larga más eficaz y no se entre en una rueda de kilómetros sin avances claros, al contrario, se pueden producir estancamientos que nos hagan perder un poco la paciencia.


Todo lo dicho, no es difícil de realizar con una mínima disciplina y la ayuda puntual de un fisioterapeuta que nos de la pauta para ir trabajando intensidad y repetición de los ejercicios. Humildemente os lo recomiendo, puesto que yo que empecé con el ciclismo al rozar la cincuentena, he podido con esta mínima disciplina subir los puertos míticos que todos llevamos en la cabeza, Lagos, Tourmalet, Stelvio y un largo etc y que ha culminado este año a punto de cumplir los 68 con la vertiente Dolomítica, Marmolada, Pordoi , Sela, Lavaredo etc,etc Mas adelante en la Web detallaré algo más este trabajo de gimnasio que complementa los kilómetros invernales y que nos preparan para disfrutar a lo largo de la primavera y verano de nuestro deporte favorito .

7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

©2020 Club Ciclista Gràcia