Merche López (por la P-B-P)

Merche López (por la P-B-P)

Autor: Jordi Escrihuela
Merche, primero felicitarte y darte la enhorabuena, pero todos queremos saber un poquito más, lo que hay detrás de tan importante logro, que imaginamos habrá colmado todas tus aspiraciones deportivas.
Por eso querríamos que contestaras a las siguientes preguntas:
-¿Cuándo y por qué te planteaste la posibilidad de participar en la París-Brest-París?
En una marcha francesa en la que participé hace 4 años, un ciclista del Sant Celoni de unos 70 años me habló de ella con mucho entusiasmo; hacía poco que él la había hecho. Se me encendió una lucecita. Si me gusta tanto ir en bici, pensé, cuanto más larga la marcha mejor.
-¿Cuándo empezaste a preparar la prueba, y en qué consistían tus entrenos?
De forma natural yo ya iba incrementando los quilómetros cada nueva temporada. Tomé la costumbre de salir el sábado y el domingo. La temporada pasada empecé con las brevets de 200 y 300 de Manresa. Luego hice la Jaca-Barcelona (360) y ahí me estrené en pedalear de noche. Seguí con los 600 de la Bourdeaux-Paris para ver cómo respondía y para conocer a los veteranos randoneurs.. Todo fue bien y además me gustó la nueva manera de vivir la bici, así que decidí que se podía intentar el reto de la PBP.
-¿Nos podrías describir una semana tipo de tus entrenamientos, por ejemplo, en invierno, otra en primavera, y otra a unos quince días de la prueba?
En general procuro salir 3 días entre semana, entre dos y tres horas, normalmente, martes, miércoles y jueves. Más intensivo los sábados y domingos, en invierno etapas más cortas, 3 ó 4 horas que incremento según va mejorando el tiempo, hasta ocho. Cuando se hacen muchos kilómetros, es importante hacer estiramientos regularmente. Yo me he forzado a hacerlos últimamente. En pleno invierno, si por el mal tiempo no puedo coger la bici, salgo a correr o a caminar rápido.
-En cuanto a la alimentación, ¿has seguido algún tipo de dieta especial?
Yo he comido lo que suelo comer siempre y que comería aunque no fuera en bici. Algunos lo calificarían posiblemente de dieta, porque como muy poca carne, muchos hidratos, lácteos, vegetales y fruta, poco alcohol. Pero es como me gusta comer. Durante la marcha no paro de comer (miedo a las pocas reservas). Ahora, eso sí, como lo de siempre, lo de cada día. Apenas tomo barritas energéticas. Como galletas, pasas, plátanos, bocadillos etc…Antes de alguna prueba procuro llenar los depósitos y después, contra lo que se aconseja, reduzco y le doy un breve descanso al estómago
-¿Con cuántos kilómetros acumulados llegaste a la salida de Guyancourt?
No llevo cuentakilómetros y no lo sé exactamente. Me puede servir de referencia mi colega Lázaro que lleva unos 13.000. Yo debo llevar unos 15.
-Ya metidos en la prueba, cuando se te manifiesta la tendinitis en el Km 280, ¿pensaste en algún momento que no podrías acabarla?
Por supuesto, fue el primer pensamiento y se me hundió el mundo. Persistía y sabía que iría a más. ¿Cómo iba a aguantar todo lo que me quedaba?
-¿Realmente vale la pena tanto sacrificio y tanto dolor?
Lo que sufrí yo (mucho o poco es imposible de objetivar) , hoy lo doy por bien sufrido.
-¿Es cierto que algunos ciclistas padecieron de ceguera temporal al pedalear de noche?
Sólo sé el caso del Domi que perdió la vista de un ojo. Pero no sé cuándo ni a qué se debió.
-¿Cuál es el mejor recuerdo, o el mejor momento, que guardas de la prueba?
Hay muchos pero por decir uno, la última noche. Se estaba tan bien pedaleando por esos bosques serenos, con la luna y la agradable conversación de un uruguayo que conocí. Empezaba a darme cuenta que quizás la podía acabar y aunque mi única meta era el siguiente control, tenía más ánimos. Eran los últimos tramos de la marcha y no quería desperdiciar la experiencia.
-¿Y el peor?
Cuando al final ya apenas podía montar y desmontar de la bici con seguridad. Iba tan penosamente que hería mi buena relación con la bici y el ciclismo.
-¿Cómo explicarías a alguien que no tiene ni idea de ciclismo, que se pueden hacer 1200 Km en bicicleta en sólo tres días y medio?
.La verdad, alguien sin «dea de ciclismo» dudo que pueda hacerse idea de lo que son 1.200 Km, Creo que no le dedicaría muchas energías tema.
-La gente que no te conoce, deportivamente hablando, ¿qué te dice?
Que me estoy pasando, que quizás vaya demasiado lejos. Tienden hacerme desistir de estos proyectos.
-¿Ya te has recuperado de la tendinitis?
Para hacer vida normal sí, pero tengo que estar otras dos semanas sin tocar la bici.Hay que evitar que el daño se haga crónico.
-Ya para acabar, después de esto ¿cuál es tu próximo reto? ¿Quedaría alguno?
Espero a recuperarme, empezar a rodar y ver lo que me apetece. Me gustaría mantener un cierto fondo, pero buscar algo nuevo, ya veremos.
Muchas gracias Merche, y, nuevamente, felicidades.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


X