MECÁNICA: limpieza y mantenimiento de la cadena

MECÁNICA: limpieza y mantenimiento de la cadena

Autor: Fernando Spiluttini
Con el responsable de esta edición, butlletí que usted tiene en sus manos, hemos acordado armar un documento sobre mecánica y es así que me ha confiado preparara este artículo relacionado con el mantenimiento de la bicicleta, concretamente con la cadena. Bueno, a mi me gusta limpiar la bicicleta tanto como pedalear, dicho de otra manera, disfruto dejándola limpia.

El proceso de limpieza total de la bicicleta me lleva entre 24 y 48 horas, por eso si voy a salir un sábado, trato de comenzar al menos un miércoles con el trabajo. Para asegurarme que si me queda algún retoque mecánico pueda dedicarle el viernes.

El primer paso para la limpieza es la cadena, por eso en este artículo solo me concentraré en la limpieza y acondicionamiento de ella. Y me gustaría consolidar algunos conceptos ya conocidos por todos los ciclistas, antes de comenzar con la explicación.

Funcionamiento

Una cadena de bicicleta está formada por eslabones unidos mediante cojinetes. Una cadena transmite muy bien una fuerza longitudinal: prácticamente toda la energía que se le aplica en los platos llega hasta los piñones. La cadena no está hecha para soportar grandes esfuerzos transversales. Con ello quiero decir si no va recta transmite peor la energía y se gasta más.

Desgaste

Una cadena bien conservada tiene una muy larga vida. Entonces ¿por qué las cadenas de nuestras bicicletas tienen una vida mucho más corta? Es porque están a la intemperie, se mojan y se ensucian. No se gastan por el esfuerzo, sino por la suciedad y falta de lubricación. De ahí la importancia de saberlas cuidar.

Las cadenas solo se gastan por los cojinetes y el desgaste generado provoca el problema de la longitud de la cadena hasta las roturas de eslabones. Precisamente este aumento de longitud nos permite medir el desgaste de la cadena, y nos indicará cuándo hay que cambiarla.

El desgaste de los cojinetes se da principalmente por dos motivos, Que no estén convenientemente lubricados o que haya suciedad en el interior de ellos. El segundo caso es el peor. Si en el interior del cojinete tenemos un poco de polvo, tierra o arena obtenemos una mezcla de aceite y porquería, lo que es un excelente abrasivo. Con cada movimiento tenemos un papel de lija desgastando poco a poco el cojinete.

Medición del desgaste

Se puede medir lo gastada que está una cadena midiendo su longitud. Para esto hay que desmontarla, limpiarla y una vez limpia antes de colocarle lubricante, medirla.

Se mide desde el centro del cojinete de un extremo, hasta el centro del cojinete del otro extremo estirándola y tensándola bien sobre una superficie plana. Esta medida la guardo, y cada vez que realizo la limpieza, vuelvo a realizar el mismo trabajo de medición y comparo con la medida que he efectuado la primera vez.

Si le medida excede de un 1% ya estamos ante una cadena que necesita ser reemplazada, si excede su longitud un 2%, ya no solo tenemos gastada la cadena, sino también los platos y piñones.

Mantenimiento – Limpieza

Lo primero que hago, desmonto la cadena con un troncha-cadenas y la dejo en remojo primeramente durante unas 2 ó 3 horas, en gasolina (utilizo súper, por que es mas limpia, se puede utilizar aguarrás también). Puede ser dentro de un frasco de vidrio o recipiente de metal, no utilizar plásticos por que la gasolina lo disuelve. Luego, una vez que largó toda la suciedad más gruesa, renuevo la gasolina, por otra mas limpia y la dejo en remojo unas 6 u 8 horas.
Demás esta decir que cada tanto muevo un poco la cadena para ayudar a largar la suciedad entre los rodillos.

Este proceso se lo realizo a la cadena cada unos 600 ó 800 Km. siempre y cuando no me haya agarrado la lluvia, si es así lavo la cadena apenas me bajo de la bicicleta, nunca guardo la bici con la cadena llena de agua.

Mientras, eso esta en remojo, me dedico a lavar todas las partes grasas y móviles de la bici con un pincel y gasolina “limpia”, desmonto las ruedas y lavo los ejes, lavo los cambios, los piñones, los platos, etc. Todo el lavado del resto de la bicicleta lo dejaremos para otro artículo y nos concentraremos en la cadena.

Volviendo a la cadena una vez que la saco del remojo en gasolina, la muevo un poco y escucho que no haya crujido entre los rodillos, es decir que no quede arenilla, esto me indica si quedan restos dentro de los cojinetes, si es así, si todavía hay suciedad, hago un tercer lavado, con gasolina limpia, y esta vez moviéndola constantemente para que lo elimine, para ello utilizo un frasco con tapa segura y lo agito, por ejemplo.

Una vez limpia la cadena, viene el proceso mas importante de todos, el secado. Primeramente se seca la cadena con un trapo o paño, para quitar todo el disolvente y se la deja colgada, en un lugar seco que le de el aire, aproximadamente unas 10 ó 12 horas, me aseguro con esto, que no queden restos de disolventes dentro de los cojinetes, ya que el lubricante debe actuar correctamente en el funcionamiento.

Una vez limpios y secos todos los componentes de la bicicleta, procedo a lubricar y armar. La cadena se aceita/lubrica antes de colocarla, cojinete por cojinete, asegurándome que el lubricante entre dentro de los rodillos. No es necesario lubricar la cadena por fuera de los eslabones.

Luego se monta nuevamente utilizando el troncha-cadenas, y se dan toques de aceite en las partes que me puedan faltar.

Espero haberlos ayudado, detalle mas o menos, esa es la limpieza que realizo, con ello no aseguro que tenga una vida útil mas larga, por que hace unos meses corté una cadena, pero con esta limpieza me aseguro que la bici funciona bien, liviana y no hace ruidos.

Recordar
  • Nunca echar aceite a una cadena sucia. Si hacemos esto el aceite entrará a los cojinetes arrastrando suciedad
  • El troncha-cadenas es una herramienta que, apretando, saca el rodillo del cojinete. No saques del todo el rodillo. Si lo haces es difícil volverlo a meter (imposible, diría yo). Dejar el rodillo enganchado a la placa exterior de uno de los eslabones
  • El secreto en la limpieza de la cadena, esta en “el secado”, una vez lavada bien, hay que dejarla secar bien, mínimo unas 5 horas que le de el aire suficiente.
  • No utilizar por ejemplo el kerosén para el lavado, es corrosivo.
  • La grasa no es apropiada para lubricar la cadena, pero un secreto a tener en cuenta es cuando se sale a pedalear por un terreno arenoso, principalmente en bicicletas BTT. Es bueno lubricar la cadena con aceite y luego cubrirla con grasa, ésta hace que la cadena se mantenga lubricada y la arena no ingresa a los cojinetes, actuando como película protectora. Se aconseja utilizar grasa de litio.
Anécdota histórica

Leonardo da Vinci imaginó una bicicleta con cadena y desmultiplicación, aunque careciente de dirección. Se ha puesto en duda la autenticidad del proyecto, ya que no fue descubierto sino hasta hace pocos años, en unas hojas pegadas del Codice-Atlantic en el momento en que lo restauraban.

 

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


X