EL CLUB MÁS ANTIGUO DE CATALUNYA: S.C. CATALÀ

EL CLUB MÁS ANTIGUO DE CATALUNYA: S.C. CATALÀ

Autor: Jordi Escrihuela

En la historia del ciclismo existen sociedades reconocidas por una larga trayectoria, escrita a golpe de pedal en las piernas de los más veteranos, y el Sport Ciclista Català es una de ellas, leyenda viva del cicloturismo, porque el Sport, como se conoce popularmente, es el club más antiguo de Catalunya y segundo de España, fundado el 30 de enero de 1912, en un local de la calle Consell de Cent de Barcelona, por un puñado de acérrimos excursionistas cuya misión era fomentar el ciclismo turista, como recoge su boletín informativo (Butlletí) de la época.

Por tanto, si pensáis que el cicloturismo es un invento reciente andáis bien equivocados, porque a estos pioneros de principios de siglo sólo les movía el excursionismo en bicicleta, y así organizaban grandes excursiones todos los domingos, buscando sitios pintorescos de Catalunya, Aragón, Valencia, Baleares…
No creáis que eran pocos, no, más de 50 excursionistas se juntaban para pasear con orgullo su viejo banderín y expansionarse y dejar por unas horas la vida monótona y febril de toda gran urbe.

Así y todo, no pudieron evitar contagiarse del espíritu competitivo que reclamaba la afición, enganchada a las primeras pedaladas de la Volta y el Tour, y empezaron a organizar campeonatos sociales y para aficionados, fijando grandes premios tanto en efectivo metálico como en objetos.

Las primeras bicicletas de aquellos precursores podéis imaginar que no tenían nada que ver a las de hoy en día, ni siquiera a las de hace 30 años: velocípedos sin cambios de marchas que pesaban unos 20 kg y los corredores cargados con los tubulares a las espaldas y con el máximo de recambios posible. Y no hablemos de las carreteras: caminos de tierra, barro, polvo y… pavés, para que os hagáis una idea de cómo fueron los inicios de estos esforzados de la ruta.

Y no sólo organizaban eventos deportivos, tal era la inquietud de los estudiosos de este deporte, que también ofrecían conferencias, festivales y excursiones científicas, y un Aplec Familiar anual, al que asistían un gran número de asociados con sus familias constando de un programa monumental.

Con todos estos atractivos, se convirtió en unos de los clubes más importantes del país, con sus lógicos altibajos para una entidad casi centenaria, y así llegaron a la importantísima cifra de 500 asociados que pagaban una cuota mensual de 1 peseta que les servía para alternar con camaradas que en todo tiempo están dispuestos a defender con bríos la causa ciclista.

A pesar de que el Sport nació sin ningún color político (aborrecemos a toda nefasta política), durante el franquismo se les impuso el nombre de Sociedad Ciclista Catalana porque no estaban permitidos los nombres que no fueran castellanos.

Y como otras muchas sociedades, no fue ajeno a la crisis de los 70, y la actividad se redujo poco a poco hasta llegar a la actualidad, que no disponen de ningún equipo de competición, sólo el grupo cicloturista que participa en el campeonato social y en marchas de los diferentes calendarios, volviendo así a sus orígenes de ciclismo y turismo, buena definición porque sólo les mueven las salidas turísticas para pasarlo bien, almorzando o visitando lugares, de febrero a noviembre, siendo el Maresme, la Costa Brava, el Vallés, el Penedés y el Garraf los destinos preferidos de la quincena larga de socios (de un total de 60 de que dispone la entidad) que salen habitualmente, cada domingo, de la confluencia de la Av Meridiana con la calle Guipúzcoa de Barcelona. Así que si algún día falta alguien, en seguida lo encuentran a faltar.

De entre los socios, hay que destacar a su presidente, Jaume Batista, que con 70 años sale a todas las excursiones y muchas veces tirando del grupo.

Donde mejor se puede respirar el gran ambiente que rodea al Sport es en las salidas de larga distancia que son las que más están reactivando al club, como pueden ser el viaje Barcelona-Zaragoza en el 2003, el Camino de Santiago el 2004 o como este año que han recorrido la Ruta de la Plata, y ya están pensando y planificando los actos del Centenario del club que tienen ya muy cerca, de aquí a 4 años, en el 2012, todo un gran acontecimiento.

Pero si de algo deben estar orgullosos, más si cabe, es de su Butlletí que desde 1912 se ha publicado sin interrupción, siendo la tercera publicación más antigua de Catalunya, reflejando en sus páginas no sólo la historia de la entidad, si no del ciclismo y la ciudad en general, y una buena noticia es que han firmado un convenio con la Universitat Pompeu Fabra para ceder a su Biblioteca la colección de Butlletins, des del primero que salió hasta el actual, por ser de interés general. Es una faena importante porque los boletines se han de escanear y catalogar, pero creen que a primeros de años estarán listos. Todos lo estamos deseando.

 

S. C. Català

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


X