CICLOTURISMO EN MENORCA

CICLOTURISMO EN MENORCA

Autor: Jordi Escrihuela
En diciembre del 2000 Artur Sintes, y unos cuantos amigos más, todos ellos cicloturistas menorquines, vinieron encantados de Gran Canaria en su participación en la prestigiosa Vuelta a Maspalomas, y pensaron porqué no trasladar la idea a su querida Menorca y organizar también una vuelta por etapas para cicloturistas para dar a conocer la isla, y qué mejor forma que el cicloturismo para descubrir las bellas playas, los monumentos megalíticos o el encanto de sus pueblos que han hecho que la UNESCO la haya declarado Reserva de la Biosfera.

En Menorca lo mejor es olvidarte del coche y salir a pasear en tu bicicleta y darte una vuelta por la isla, ya que las distancias son cortas (47 km de Ciudadela a Mahón, de punta a punta de la ínsula), pero a la vez puedes alargar las excursiones a tu gusto, ya sea para llanear y rodar, o bien transitar por carreteras no exentas de gran dureza para los que se quieran machacar.

Este era el objetivo que buscaban estos amigos del ciclismo de Menorca: fomentar y facilitar la práctica de un ciclismo de ocio respetuoso con el medio ambiente que enseñara a disfrutar y amar la naturaleza de la isla.Para poder conseguir esto y dar luz un proyecto que estuviera a la altura tuvieron que organizarse, y así en marzo del 2001 se presentaba en sociedad, en el Ayuntamiento de Maó, la Asociación Cicloturista de Menorca y su maillot, azul como el mar y blanco como la arena, como la propia isla, ya dejaba bien claro a quien iban a dirigirse todos sus esfuerzos.

A la vez también se anunciaba la I Volta Cicloturista a Menorca para el mes de octubre, con un recorrido extraordinario desde Ciutadella a Maó, pasando por Ferreries, Mercadal, el espectacular Faro de Cavalleria y el punto culminante: la escalada al Monte Toro, una corta pero explosiva subida de 3 kms al 9% donde poder exprimirse a tope, con vistas espectaculares de toda la isla, a 315 m de altura.

El primer paso ya estaba dado. Once fueron los socios fundadores, cicloturistas con experiencia que ya habían participado en varias ediciones de la Quebrantahuesos, Perico Delgado, Cor de Catalunya o la Roma-Milán, como era el caso de Artur Sintes, presidente de la nueva sociedad.

Aquella primera Volta a Menorca fue un éxito a todos los niveles, y hasta la fecha ya se han celebrado seis ediciones, y la séptima que está calentando motores para los próximos 19-20 y 21 de octubre, con un crecimiento espectacular de participación y se espera para esta próxima superar la barrera de los 400 cicloturistas, y entre ellos destacar la presencia de figuras como el Triki Beltrán, Matxin o Llaneras, con ciclistas que vienen hasta de las Islas Británicas, y es que en la Volta siempre se han citado gente importante del ciclismo como Indurain, Rubiera, Marga Fullana, Cabestany, Chiapucci, Dori Ruano o Angelino Soler, entre otros.

Este éxito se ha basado en el trabajo, la ilusión, la innovación y la mejora año tras año que ha hecho que la Volta sea reconocida internacionalmente y que además ha supuesto el nombramiento de Artur como presidente de la Federació de Ciclisme Illes Balears.

DEPORTE Y TURISMO

La AC Menorca cuenta actualmente con 46 socios de todas las edades y además de la Cicloturista -puntuable para el Circuito de España de Marchas Cicloturistas por Etapas-, la asociación organiza la Ruta de los Faros, -que lo hace para la Challenge Illes Balears- i la Challenge de Menorca, auténtico campeonato social del Club: más de 30 excursiones, de enero a octubre, por la red cicloturista de la isla, carreteras que discurren entre verdes praderas rodeadas de tradicionales paredes de piedra, típicas del paisaje menorquín, y con señalización específica para disfrute de los ciclistas.

Dentro de este calendario, los socios de la entidad pueden disfrutar de salidas con nombre propio como el Doble Ocho, nada menos que una doble vuelta a la isla, y sacar un poco el espíritu competitivo con una crono por equipos Maó-Fornells-Maó y una cronoescalada por parejas a Sa Roca.

La actividad del Club no sólo se reduce a los 694 km2 de la isla, si no que además de las participaciones en las conocidas marchas del calendario nacional, la entidad organiza una salida oficial de varios días a otras islas como Mallorca o Ibiza para participar en sus reconocidas Voltes, o bien a la Península, siendo Montseny y Pirineos los destinos favoritos.

También hay socios que compiten como es el caso de Dani Coll y Diego Escudero, representando a la isla en los Island Games, una especie de juegos olímpicos donde compiten 25 islas y que este año se celebraron en Rodas.

¿Os animáis a conocer Menorca de la mano de estos amigos de Maó?

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


X