CICLOTURISMO EN ZARAGOZA

CICLOTURISMO EN ZARAGOZA

Autor: Jordi Escrihuela

Es 1993, Indurain gana su 3er Tour y el boom americano del MTB ha arraigado definitivamente en España, desatándose una auténtica pasión por la bici, ya sea de carretera o de montaña y Zaragoza no es ajena a este entusiasmo por el ciclismo con el nacimiento de numerosos clubes, como el Pedalinos, cuando un grupo de amigos, que llevaban un tiempo pedaleando juntos, deciden unirse formalmente en enero del 94, creando la sección de cicloturismo de la Cultural Telefónica de Zaragoza (CTZ), ya que todos ellos, además son compañeros de trabajo en este gigante de las telecomunicaciones, que pone para disfrute de sus empleados una serie de actividades tan variadas como senderismo, fútbol, básquet, natación, gimnasia…; pero falta el ciclismo, y estos aficionados se encargan de dar vida a la nueva entidad dentro de la CTZ.

Para formar parte de Pedalinos no tenéis que ser de Telefónica, ni mucho menos, el Club está abierto a todo el mundo y ya son muchos los que pedalean con su maillot sin pertenecer a la empresa. Esto que quede claro.

Una anécdota divertida que nos cuenta Jesús Benedé, su coordinador, fue a la hora de escoger el nombre del nuevo club: aquél año existía en la CTZ una sección de fútbol-sala llamada Pedalinos, aunque su significado no tenía nada que ver con nuestro deporte y sí más bien en tono jocoso al pedal como sinónimo de borrachera. La nueva junta solicitó amablemente que les cedieran el nombre, a lo que accedieron sin ningún problema. Así nació el CC Pedalinos, y el término descansaba con la acepción correcta.

Miguel Belanche, actual presidente, Paco Aguilar, tesorero, y el citado Jesús Benedé, son algunos de los nombres que lo impulsan a crecer mucho aquellos primeros años, llegando a cien asociados que se reparten por igual las salidas de carretera los sábados y los domingos de BTT, y es que el club organiza dos calendarios de excursionismo de ambas modalidades durante todo el año, si bien el campeonato social, las salidas puntuables, son de febrero a octubre, empezando por recorridos suaves de unos 70 Km. hasta las más duras y exigentes rutas de 150 de plena temporada, buscando las montañas más cercanas, ya que los alrededores de la capital aragonesa son prácticamente llanos en 40 Km. a la redonda, y hay que ir hacia la zona de Jaulin y Fuendetodos en dirección sur, o bien a la de Alcubierre al norte, siendo los destinos preferidos de estos esforzados, sufriendo en muchas ocasiones el viento, el cierzo que suele soplar a menudo por estas tierras.

Suerte que siempre salen haciendo piña, ya que tampoco existen subgrupos dentro del Club, respetando reagrupamientos y almorzando todos juntos, los 50 socios activos que hoy en día cuenta la entidad y de los cuales muchos salen en BTT y unos 25 lo hacen en carretera, quedando en diferentes puntos de salida de la capital, dependiendo la dirección de la excursión, así los puedes encontrar en la carretera de Valencia (fuente de los Incrédulos), Huesca (rotonda caravanas), Castellón (gasolinera), Barcelona (c. Alcalde Caballero) o Madrid (gasolinera de los enlaces), a las 9.30 h en invierno y a las 8 en verano.

El único día que se juntan carreteros y beteteros es el primer sábado de febrero, para realizar la foto oficial de temporada junto a la fuente luminosa del Parque Grande de la capital maña, a partir de ahí el destino de los dos grupos se separa, si bien es cierto que muchos salen el sábado con la flaca y luego repiten el domingo con la gorda. Esto sí es afición.

No todo es salir en bici desde Zaragoza, carreteras atestadas de coches, muy anchas y con mucho tráfico y estos chicos se escapan una vez al año, huyendo de la gran ciudad, montando lo que ellos llaman la Ruta Cicloturista Pedalinos, salidas que suelen organizar en junio, con una duración de 7 a 10 días, y que les llevan a recorrer el Camino de Santiago, como en su primer año, pasando por la Ruta de la Plata, Zaragoza-Granada, Transpirenaica, Ruta del Cid, Andalucía, Pirineos, Alpes y Dolomitas, incluso una bajada del Ebro hasta Amposta. Como veis se pegan un buen hartón de pedalear. También disfrutan de la BTT en otra bajada, la del Gállego que les conducirá desde los preciosos Mayos de Riglos hasta la capital aragonesa, en un solo día, recorriendo 100 Km por senderos y pistas.

Además también disfrutan de las marchas nacionales e internacionales y es fácil verlos en la QH, en la Marmotte o en la Maratona dles Dolomites, encontrando pedalinos muy activos como el propio Jesús, que ha participado en más de 70 marchas, el cazapuertos Miguel Bernabé o el aventurero Salva Caballero, auténtico capitán pedales del Club, con sus viajes en bici por todo el mundo, desde Marruecos, Mongolia, China, Cuba y este año, en invierno, a la Patagonia.
Si aprovechando vuestra visita a la Expo, venís con vuestra bici y con ganas de marcha, ya sabéis donde encontrarlos.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


X