CICLOTURISMO EN MURCIA

CICLOTURISMO EN MURCIA

Autor: Jordi Escrihuela

Moratalla, de la romana Murata tallea -amurallada con palos-, es un bonito pueblo de Murcia, situado en una de las zonas más montañosas de la región, con más de 20 picos que superan los 1400 m, entre la mole del Buitre y el doble pico del Fraile, donde el tiempo parece haberse detenido y en la que sus habitantes viven tranquilos y en paz, muy lejos del estrés de la gran ciudad y no es de extrañar que también sus carreteras sean un paraíso casi virgen, desconocido para muchos cicloturistas, pero no para los chicos de los que hoy vamos a hablar, que ya venían disfrutando con sus bicis desde hace tiempo de este tesoro forestal que es esta parte de Murcia, tierra de puertos duros y también de huertas y cultivos.
No es hasta junio del 96 cuando estos amigos, volviendo satisfechos a su pueblo después de haber finalizado con éxito la Quebrantahuesos, empiezan a darle forma a la idea de organizar ellos también una gran marcha para su región, que en aquella época adolecía de grandes eventos ciclistas y que a su vez sirviera para dar a conocer esta hermosa tierra.
Así tuvieron tiempo en el coche, en el largo camino de regreso a casa, de pensar y madurar lo que sería la nueva sociedad, pues estaba claro que si querían organizar algo grande en la región necesitaban asociarse y formar Club.
José Lozano, Juan Llorente, José Montoya, Fco. Javier Guerrero, José Luís Guillén, Jesús Martínez, Antonio Manuel Litrán, Jesús Rodríguez y Francisco Martínez serán los fundadores, siendo éste último elegido presidente, aunque ellos dicen que todos hacen de todo, que todos son vocales y tesoreros, secretarios y presidentes, y a fe que es verdad.
Evidentemente las ganas de marcha de estos ciclistas tuvieron que esperar un tiempo, pues aquel año ya no era factible el poder montar una nueva cicloturista, aunque como aficionados que son también al BTT, pudieron matar el gusanillo organizativo, celebrando una prueba de mountain bike aquel mismo año en el mes de noviembre.
No tuvieron que esperar mucho tiempo y en mayo del 97 ya pudieron organizar su primera cicloturista: la Sierras de Moratalla a la que asistieron 200 ciclistas que certificaron el éxito de la nueva marcha. Todo salió muy bien y al año siguiente doblaron la participación: 400 cicloturistas, y al otro 800, que es la cifra que maneja hoy en día la prueba. El próximo 17 de mayo celebrará su 12ª edición, y ya es reconocida como confirma el hecho de que pertenece a los grandes circuitos del país.
Si pensáis asistir por primera vez no os confiéis por el hecho de que en su recorrido –170 km y 2700 m de desnivel- no hayan grandes puertos o sean desconocidos entre los aficionados, porque los que han participado en ella dicen que la supera en dureza a la QH ya que no tiene un palmo llano, es un continuo de repechos, en un asfalto que se engancha y que la hace muy dura y muy técnica, de manejar desarrollos y saber regular, que discurre por las sierras de Albacete y Murcia pasando por unos parajes preciosos y superando los altos de los Álamos, Nerpio, Letur y el temido Yetas, al que algunos lo comparan con el Marie Blanque, por algo será.
El Club cuenta con 50 socios de los que entre 15 y 20 son los que salen todos los domingos del mismo centro del pueblo junto al buzón de correos a las 9 en invierno y a las 8 en verano, sin ningún tipo de programación o calendario ya que o improvisan sobre la marcha o bien el viernes antes montan la salida.
Como buenos apasionados de la bici, disfrutan tanto de la de carretera como de la BTT. En la flaca lo hacen de enero hasta junio-julio acabando la temporada con un gran reto tipo QH, Marmotte, o los que la alargan un poco más, participando en la Perico, y echando de menos pruebas ya desaparecidas, como la Requena o la Monforte del Cid. Será en septiembre cuando cambien de montura buscando recorridos para la marcha de mountain bike que organizaran en otoño y que este año será el 26 de octubre.
La entidad dirige también una escuela de ciclismo, patrocinada por el Ayuntamiento, organizando carreras por la región para chavales hasta los 15 años. Jesús Rodríguez y su mujer Cristina Sobrado, son los monitores de una escuela que han salido joyas como Adrián López Garrido, de 18 años, que corre como juvenil en el filial de Saunier Duval, y que es todo un campeón.
Aunque la media de edad es ya tocando los 40, siendo los más veteranos con 50 tacos Jesús Rodríguez, Domingo Jesús y Pedro Corbalán, tienen sus piques y sus salidas pros, sobre todo el domingo después de la marcha, ya que ese día tienen que estar todos con la organización, luego disfrutan del mismo recorrido haciéndola competitiva entre ellos, como si se tratara de una prueba social, con trofeos para los campeones.
Si los queréis conocer ya sabéis la cita, en la que os acompañarán además de otros muchos cicloturistas, ciclistas aficionados y profesionales, en una jornada festiva por completo y en la que, como ellos mismos dicen, habrá que tomárselo con calma y disfrutar del recorrido.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


X