Batido recuperador de leche de soja, plátano y limón

Después de realizar un entrenamiento de más de una hora, vamos a necesitar recuperar este desgaste y poder mantener el mismo nivel al día siguiente.

 

Para ello os propongo un batido recuperador natural, que aprendí de la nutricionista deportiva Anna Grifols, y que es muy sencillo.

Los ingredientes son los siguientes:

  • 1 plátano

  • 250 ml de leche de soja aprox

  • ½ limón exprimido

  • Canela (opcional)

Mezclar los ingredientes, batir y servir.

 

Esta mezcla tan sencilla nos proporcionará la relación de carbohidratos-proteína (2:1) necesaria para recuperar correctamente si no vamos a comer enseguida. El limón aporta la parte de vitaminas y antioxidantes que también es muy importante ya que el deporte inflama y a veces, no se desinflama naturalmente, o en el tiempo que necesitamos.

 

 

Col·laboració:

Anna Grífols – dietista i nutricionista deportiva





Batido recuperación post-entreno

 

Es importante tener en cuenta que comeremos y beberemos después de un entrenamiento ciclista. Después del entrenamiento se deberían tomar nutrientes de calidad que permitan recuperar rápidamente todo lo perdido durante el ejercicio;  proteínas, carbohidratos y minerales, de modo que se recuperen las reservas de glucógeno, y se favorezca la regeneración muscular y reparación de tejidos.

 

Podemos diferenciar dos etapas, la primera es lo que ingerimos inmediatamente al bajar de la bici, la segunda transcurre hasta la siguiente comida voluminosa (comida o cena). También habrá que tener en cuenta que la recuperación variará en función del tipo de salida que se ha hecho o entreno de rodillo, y de cuando será siguiente salida, en función de ello haremos variaciones en la dieta.

 

Hoy nos centramos en esta primera ingesta que solemos tomar en los siguientes 30’ después de bajarnos de la bici. Se relaciona con la ventana metabólica (os dejamos un artículo interesante de brújulabike sobre la ventana metabólica), que es un periodo posterior al entrenamiento en el cual nuestro organismo se encuentra totalmente receptivo a la asimilación de nutrientes. Se dice que esta fase tiene una duración de 2 horas, aunque en los primeros 30-45 minutos es cuando se asimilarán mejor todos los nutrientes.

 

Según la nutricionista Anna Grí