MECÁNICA: Tallas y geometrías

MECÁNICA: Tallas y geometrías

Autor: Fernando Spiluttini

Este es un artículo, no vinculado directamente con la mecánica de la bicicleta, pero si con la mecánica general, es decir la mecánica que realiza el cuerpo (esqueleto básicamente) y la bicicleta, lo que se denomina bio-mecánica.
A decir verdad, no es un tema que domine ampliamente, pero me pareció interesante buscar información para preparar un artículo, lo suficientemente completo para la afición ciclista de este club.

La elección adecuada de talla de bicicleta, (entiéndase dimensiones del cuadro), es una de las características más importantes que hay que tener en cuenta a la hora de adquirir una bicicleta, ya que el uso de una bici que nos quede grande o pequeña puede acarrear molestias o lesiones físicas y por supuesto incomodidades.

Geometría

Para hacer un poco más simple la explicación de la geometría de un cuadro de carretera vamos a denominar los tubos y ángulos importantes con letras, como se indica en la siguiente imagen:

A = tubo vertical o de sillín.
B = tubo horizontal.
C = tubo o pipa de dirección.
D = vainas.
E = distancia entre ejes.
F = ángulo del tubo vertical o de sillín.
G = ángulo del tubo o pipa de dirección.
H = avance de la horquilla.

Carretera:

La longitud A: es la que determina la talla de la bicicleta y se suele expresar en centímetros. Normalmente para las bicicletas de carretera la longitud A coincide con la B, en cuyo caso el cuadro se denomina cuadrado, aunque también es normal que la B sea 2 ó 3 cm. más larga.

La longitud C: es proporcional a la del tubo de sillín, para conseguir que el tubo B quede horizontal.

La longitud D suele variar de 39 a 42.5 cm. A menor longitud más escaladora es la bicicleta pero menos estable en curvas rápidas, a mayor longitud más estabilidad.

La distancia E: es el resultado de las demás longitudes y ángulos del cuadro y horquilla. Suele oscilar entre 96 y 100 cm., y al igual que ocurre con D, a menor longitud la bicicleta es más manejable y por el contrario, se vuelve mas enérgica o activa. Y a mayor longitud más estabilidad pero lentitud a la hora de responder a nuestras reacciones.

El ángulo F: oscila entre 72,5º y 78,5º. A más ángulo más peso recae sobre la rueda trasera por lo que mejor y antes se transmite la fuerza de los pedales. Con menos ángulo se gana en estabilidad al repartirse mejor el peso sobre todo el cuadro.

El ángulo G: varía directamente sobre la longitud E, ya que a mayor ángulo menor es la distancia E y por lo tanto la bicicleta se vuelve manejable pero nerviosa a altas velocidades. Si el ángulo disminuye ocurre lo contrario.

La distancia H: es la distancia entre la línea imaginaria prolongada desde el tubo de dirección, y el centro de la puntera de la horquilla. Varia entre 2,5 y 4 cm. Menos avance hace que la dirección responda antes a nuestros movimientos y por lo tanto la bicicleta es más manejable. Más avance provoca mayor lentitud de movimientos pero más estabilidad.

De todo lo expuesto, lo primero que se deduce, que las longitudes y distancias del cuadro, es lo que hace más o menos estable una bicicleta, y por consiguiente todo depende del cuadro que tengamos, mas allá de las ruedas o equipamiento que llevemos montado.

Talla en Bicicleta de Carretera

Al medir una bicicleta hay que tener en cuenta principalmente dos medidas: la longitud del tubo vertical (que es la talla del cuadro), y la longitud del tubo horizontal. Podríamos llamarlo “alto” y el “largo” del cuadro.

Para saber cual es nuestra talla, debemos comenzar por conocer nuestras medidas y tomar la altura de nuestra entrepierna. La cual se mide, de pié, descalzos, con los pies separados al ancho de los hombros y se toma desde la entrepierna (ingle, es decir donde apoyamos nuestro cuerpo en el sillín) hasta el suelo.

Esa medida, se la multiplica por el coeficiente 0,65 y esa es nuestra talla.

Tubo vertical (Longitud A): La longitud de éste, debe ser la talla de nuestra bicicleta, en otras palabras es el cuadro adecuado para nuestra estructura.

Otro dato; para determinar la altura del sillín, deberemos multiplicar la longitud de la entrepierna por el coeficiente 0,885 y medimos el resultado desde en centro del eje de pedalier hasta la horizontal del sillín en su punto más alto.

Aunque personalmente, aconsejo, para la regulación del sillín, es subido a la bicicleta, apoyados contra una pared, sentados en el sillín (bien cómodo), con el pedal en su punto mas bajo, deberemos estirar bien nuestra pierna y poder apoyar el taco en el pedal. Esa es la medida adecuada, para pedalear y no llegar a estirar la pierna completamente a la vez que cuando contraemos la pierna, no ejercemos tanta presión sobre las rodillas.

Talla: Longitud de entrepierna x 0,65.

Altura de sillín: Longitud de entrepierna x 0,885.

Tubo horizontal (distancia B): Como ya hemos dicho la medida de este tubo suele coincidir con la del tubo vertical o es 2 ó 3 cm. mayor, pero más importante que la longitud de éste es la distancia sillín-manillar, Que también determinará que vayamos cómodos o no. Para comprobar la posición del sillín utilizaremos una medida relacionada con nuestra proporción física.

Formamos un ángulo recto con el bíceps y el antebrazo, poniendo éste paralelo al tubo horizontal a la vez que apoyamos el codo en la punta del sillín. Cerramos el puño, y desde los nudillos hasta el extremo superior de la potencia debe haber entre 1 y 4 cm.

Otra opción es, sentado en el sillín y con las bielas paralelas al suelo dejar caer una plomada desde la parte delantera de la rodilla del pie adelantado; ésta debe pasar por el eje del pedal o un poco retrasada. Esto es bueno controlarlo, para saber que no ejercemos demasiada presión sobre los meniscos.

Para lograr estas distancias, desplazaremos el sillín adelante o atrás hasta conseguir las medidas correctas.

Para conocer la longitud de la potencia adecuada hacemos lo mismo que en el caso anterior estirando los dedos de la mano; la distancia de las puntas de los dedos al centro del manillar debe estar entre 1 y 4 cm.

Tallas aproximadas en relación con la altura del ciclista

Está claro que no se pueden dar datos exactos que sean aplicables a todas las personas, ya que las medidas corporales varían de unos a otros individuos. Una persona puede tener una altura total idéntica a otra, pero sus medidas de piernas, brazos, tronco, etc. ser muy diferentes, por lo que dar unas pautas absolutas no es posible ni recomendable. Pero sí vamos a ofrecer unos datos, únicamente con carácter orientativo, que al menos ayudarán a acercarnos a nuestra talla ideal teniendo en cuenta nuestra altura total.

Altura Carretera (cm) Montaña (pulgadas)
160-165 47-51 14
165-170 51-53 16-17
170-175 53-55 18
175-180 55-57 18-19
180-185 57-59 20
185-190 59-61 20-22
190- 61- 22-

NOTA 1: Posiblemente encontraremos la talla expresada en pulgadas (1″=2,54 cm.) o en centímetros, normalmente lo primero en las bicicletas de montaña y lo segundo en las de carretera.

NOTA 2: En esta nota, se ha excluido la talla para las bicicletas de montaña, para esto, hay en la web del club, la nota ampliada con las tallas para este tipo de bicicletas.

NOTA 3: También cabe destacar que algunos fabricantes toman la medida para determinar la talla midiendo desde el centro del eje de pedalier hasta el final del tubo de sillín, lo que se denomina centro-extremo, mientras que otros lo hacen hasta el centro del cruce entre el tubo vertical y el horizontal, llamado centro a centro. Tener en cuenta esto es importante porque por ejemplo, un cuadro en talla 19″ medido centro-extremo sería una talla 18″ si lo midiésemos de centro a centro.

 

Compartir esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *